10. Acueducto de las Excanales de la Acequia Principal de Blanca

Acueducto de las Excanales de la Acequia Principal de Blanca
ocultado por los posteriores ensanches de la carretera
Fotografía de Jesús Joaquín López Moreno (2010)

El paso de la acequia madre por el estrecho fluvial
El paraje de Las Excanales, dominado por el Castillo de Blanca (Edad Media), es uno de los sucesivos estrechos fluviales que el Río Segura abrió en su discurrir. Llamado "Las Canales" en el periodo morisco (siglo XVI), debe su nombre al acueducto que se fabricó para que la Acequia Principal de Blanca pudiera salvar el estrecho por la margen izquierda. El mantenimiento de este punto del sistema hidráulico fue primordial para que el agua pudiera transcurrir desde el paraje de Bujerca hacia Huerta de Abajo. En la actualidad, la acequia de esta comunidad de regantes pasa entubada por el acueducto.

Detalle del medieval Acueducto de las Excanales de
la Acequia Principal de Blanca y posteriores
ensanches del camino de Blanca a Abarán
Autores: Miguel Ángel Molina Espinosa y
Jesús Joaquín López Moreno (2020)

Texto: Jesús Joaquín López Moreno (2020).

Bibliografía:


Un barco en Las Excanales
En Las Excanales existió un paso tradicional del río, aludido como "las canales del vado" en documento de 1592. En siglos posteriores se registra un barco para comunicar las dos márgenes, quedando obsoleto cuando se construyó el Puente de Hierro (1934). Aun hoy se aprecia la Piedra del Barco en la margen izquierda, que soporta el pilar central del ensanche de la carretera RM-514 (Blanca-Abarán). Por su parte, el arenal de la margen opuesta, donde el barco tenía el otro amarre, ha sido empleado como zona tradicional de baño, tal como ha llegado a nuestros días.

Las Excanales con el barco hacia la década de 1940
Detalle de una fotografía propiedad de Piedad Fernández
López, empleada en la investigación de Miguel Ángel
Molina Espinosa sobre el Barco de las Excanales

Elementos del Estrecho de las Excanales
Autor: Miguel Ángel Molina Espinosa (2020)

Juego con pelota y bañistas en El Arenal
Fotografía coloreada por Javier Delmuro

Texto: Miguel Ángel Molina Espinosa (2020).

Bibliografía: