8. Acueducto de la Rambla de la Tejera de la Acequia de Charrara

Acueducto de la Rambla de la Tejera de la Acequia de Charrara
(restos). Fotografía de Jesús Joaquín López Moreno (2020)

Ampliación del regadío a finales del siglo XVIII
La entubada Acequia de Charrara riega los sotos de la margen derecha del Río Segura entre El Menjú (Cieza), donde está su toma, y la Rambla del Puente, a pies del Alto Palomo (Blanca), con un recorrido de 9,5 kilómetros. Su origen hay que buscarlo en el año 1765, cuando propietarios abaraneros de los parajes de Candelón y La Cuna compraron el terreno para la acequia en El Menjú.

Toma de la Acequia de Charrara en
el Azud del Menjú (Río Segura, Cieza)
Fotografía de Jesús Joaquín López Moreno (2020)

La ampliación hacia el término de Blanca se acordaría en 1780, con el propósito de dejar obsoleta a la Noria de Corona (Edad Media), cuya misión era elevar agua del río para irrigar unas 200 tahúllas (22,36 hectáreas) en los parajes de Soto Damián, Corona (Abarán) y Huerta de Darrax (Blanca). La prolongación de la Acequia de Charrara hacia Runes se acordó en 1788, teniéndose que construir un acueducto para salvar la Rambla de la Tejera o de las Murtas, en el paraje de Los Tollos, cuyos restos aquí se observan (el acueducto dejó de ser funcional cuando entubaron la acequia a mediados de la década de 1980). En el año 1866, el sistema hidráulico ya estaba regando la Huerta del Campillo, alcanzando unos 11,2 kilómetros. Este último espacio agrícola de la Acequia de Charrara (194,1 tahúllas - 21,70 hectáreas-) pasará a depender de La Turbina en 1892.

Detalle del Acueducto de la Rambla de la
Tejera de la Acequia de Charrara (restos)
Fotografía de Jesús Joaquín López Moreno (2009)


Trazado de la Acequia de Charrara
(pinche sobre la imagen para ampliarla)
Autor: Jesús Joaquín López Moreno (2020)

En el año 1929, la acequia de este heredamiento proporcionaba riego a portillo a 467,4 tahúllas (52,25 hectáreas): 188,1 tahúllas (21,03 hectáreas) en la Huerta de Abarán y 279,3 tahúllas (31,22 hectáreas) en la Huerta de Blanca. A lo largo de su trayecto se localizan motores hidráulicos y norias de corriente que elevan agua a cotas altas; labor también realizada antaño con ceñas o artes (norias de sangre). 

Acequia de Charrara (entubada)
Fotografía de Jesús Joaquín López Moreno (2020)

Restos de ceña en la Acequia de Charrara (Huerta de Darrax)
Fotografía de Jesús Joaquín López Moreno (2009)

Motor hidráulico en la Acequia de Charrara (Huerta de Darrax)
Fotografía de Jesús Joaquín López Moreno (2009)

Texto: Jesús Joaquín López Moreno (2020).

Acueducto del Cabezo del Barco de la
Acequia de Charrara (tramo entubado)
Fotografía de Jesús Joaquín López Moreno (2020)

Abandonada fábrica de esparto en la
Acequia de Charrara (Barranco del Puente)
Fotografía de Jesús Joaquín López Moreno (2020)