2. La Turbina

La Turbina (ruinas)
Fotografía de Jesús Joaquín López Moreno (2015)

Expansión del regadío hacia las vertientes altas del valle a finales del siglo XIX
El 5 de junio de 1892, el Heredamiento Refundido de La Noria y El Campillo puso en funcionamiento la turbina hidráulica en la margen derecha del Río Segura. Su instalación aprovechó parte de la estructura de la Noria del Campillo, rueda que fue suplantada por el nuevo artilugio. La turbina movía dos bombas centrífugas por medio de correas. Con la bomba baja se impulsaba agua a la Acequia del Medio (anterior Acequión de la Noria) y con la alta se aportaba agua a la nueva Acequia de Arriba, que consiguió salvar los barrancos del Zapatero y del Pantano a través de dos acueductos. 

La Turbina y el reaprovechado Acueducto de la Noria
del Campillo. Fotografía de los herederos de
Don Carlos González Gieger (hacia 1900)

Restos de la turbina hidráulica
Fotografía de Jesús Joaquín López Moreno (2018)

La instalación de la turbina hidráulica tuvo como objetivo mejorar y ampliar el regadío de la Huerta del Campillo. Por un lado, se anularon la Noria del Campillo, el tramo final de la Acequia de Charrara y la Presa del Pantano. A cambio, se consiguió elevar agua a las cotas más altas de El Campillo por medio de la construcción de la Acequia de Arriba. Al heredamiento también le pertenecía la Acequia de Abajo (Acequia de los Sotos), que partía de la presa ubicada en el río (Presa de Blanca) y que estaba funcionando desde antes de la construcción de La Turbina.

Aproximación al espacio agrario de
la Huerta del Campillo del año 1870
Autor: Jesús Joaquín López Moreno (2015)

Espacio agrario de la Huerta del
Campillo de mediados del siglo XX
Autor: Jesús Joaquín López Moreno (2015)

En 1973, el espacio hidráulico de la Huerta del Campillo era de unas 85 hectáreas (760,3 tahúllas), donde se incluían áreas irrigadas con contramotores (labor desempeñada con ceñas con anterioridad). En el año 1979, el agua del Trasvase Tajo-Segura inundó el Embalse del Azud de Ojós y, con ello, la totalidad de la extensión irrigada con la Acequia de Abajo (22,36 ha - 200 tahúllas). Este hecho supuso la desaparición de esta acequia y de la presa, así como el abandono de la turbina hidráulica. Fue el momento de la construcción del vigente Motor "Noria y Campillo". 

Motor "Noria y Campillo"
Fotografía de Jesús Joaquín López Moreno (2018)

Texto: Jesús Joaquín López Moreno (2020).

Presa de Blanca destruida tras una crecida. Fotografía del libro
La Fábrica de la Luz. El alumbrado público por electricidad en
Blanca 
(Grupo de Trabajo "
Valle del Segura", 2011, 119)

Placa inaugural de La Turbina:
"Se terminaron las obras de esta Turbina en
5 de junio de 1892. Como justo recuerdo de gratitud
a su director D. Rafael Fernández Candel
se coloca esta lápida que conmemora dicho acto"
Fotografía de Jesús Joaquín López Moreno (2015)

Bibliografía: