6. Noria de Miguelico Núñez

Noria de Miguelico Núñez hacia el año 1970
Colección particular de Miguel Ángel Molina Espinosa

Antonio Molina Cano
Colección particular de
Miguel Ángel Molina Espinosa
Ejemplo de noria Molina Cano
Dada en el paraje de Bujerca, en Huerta de Arriba, su objetivo fue elevar agua de la Acequia Principal de Blanca para irrigar unas 2,7 tahúllas (0,30 ha). La última rueda funcional fue obra del maestro carpintero e inventor de turbinas hidráulicas Antonio Molina Cano (1879-1953). Su ingenio le hizo acuñar una tipología de rueda que plasmó en varias norias, como las de La Quinta y Antonio Molina Cano, también en Huerta de Arriba. El artífice blanqueño aumentaría el número de radios para eliminar el aro intermedio y, de este modo, hacerla más ligera y con más inercia.


Aproximación al espacio hidráulico de la Noria
de Miguelico Núñez de mediados del siglo XX
Ortofotografía de 2018 (Google Earth)
Autor: Jesús Joaquín López Moreno (2020)

De madera, salvo el eje y platos metálicos, la Noria de Miguelico Núñez tenía 8 metros de diámetro, 14 radios, 42 palas y el mismo número de cangilones dispuestos en su corona izquierda. Pese a que la noria estaba bien conservada en el año 1970, no llegaría funcional a finales de esa década, ya que su espacio hidráulico pasó a irrigarse con el agua del Motor "El Progreso" (1912). En el año 2002, fue reconstruida a partir del eje y los platos originarios, aunque con una funcionalidad turística, no agrícola.

Alzado y perfil de la Noria de Miguelico Núñez
Proyecto de rehabilitación para hacerla funcional para riego
Sucesores de Antonio Molina Cano S. L.
Autor: Miguel Ángel Molina Espinosa (2017)

Texto: Jesús Joaquín López Moreno y Miguel Ángel Molina Espinosa (2020).


El etnógrafo Julio Caro Baroja analizando la Noria de Miguelico
Núñez en el año 1950. Fotografía de George M. Foster recogida
en el libro Tecnología popular española (Julio Caro Baroja)

Postal de la Noria de Miguelico Núñez (hacia la década de 1920)
Por gentileza de Francisco F. Cano Trigueros